Solicita una cita +34 967 510 836
info@ortodonciagonzalezaleman.com
+34 967 51 08 36
+34 648 541 800

PATOLOGÍA DE LA ATM, DISFUNCIÓN CRAENOMANDIBULAR Y DOLOR OROFACIAL

El término Disfunción Craneomandibular (DCM) o Trastornos Temporomandibulares (TTM) hacen referencia a un conjunto de patologías y situaciones clínicas que tienen en común la posibilidad de provocar dolor o alteraciones funcionales del aparato masticatorio, fundamentalmente en las Articulaciones Temporomandibulares (ATM) y la musculatura asociada craneo-cervical.

Las causas más frecuentes de esta enfermedad son las alteraciones en la oclusión dental, los traumatismos craneo-faciales, las alteraciones psicológicas (ansiedad, estrés o depresión) que cursan con bruxismo (rechinamiento o apretamiento de los dientes) y enfermedades generalizadas como la artritis reumatoide o la fibromialgia.

 

Picture 3

El tratamiento de la DCM es variado y multidisciplinar, pudiéndose aplicar distintas técnicas: Reeducación y modificación de la conducta, ortopedia dento-maxilar mediante el uso de férulas interdentales, rehabilitación fisioterápica, infiltraciones, farmacoterapia y, en algunos casos, tratamientos quirúrgicos de la ATM mediante artrocentesis, artroscopia o cirugía abierta.

Aunque los fármacos habitualmente utilizados para las infiltraciones terapéuticas suelen ser los anestésicos y los corticoides, en los últimos años han ido apareciendo nuevos tratamientos:

 

  • El Botox® (nombre comercial de la toxina botulínica tipo A utilizada en los tratamientos cosméticos) ha demostrado ser una terapia eficaz para aliviar algunos trastornos dolorosos relacionados con una excesiva contracción muscular. En Clínica Kranion utilizamos esta novedosa terapia para mejorar ciertos cuadros de dolor musculoesquelético (por ejemplo, en el dolor miofascial craneocervical) y controlar el dolor neurovascular de carácter crónico asociado a algunas variantes de cefaleas tensionales o cefaleas migrañosas.

 

 

 

  • Las infiltraciones intraarticulares con ácido hialurónico o factores de crecimiento (obtenidos de la propia sangre del paciente) han demostrado que son capaces de estabilizar la matriz catilaginosa de la ATM, ayudando a frenar los procesos de osteoartrosis articular.

 

 

  • La ozonoterapia mediante infiltraciones musculares y articulares con ozono también han demostrado tener un importante efecto antiinflamatorio y regenerativo, con escasos efectos secundarios.

El odonto-estomátologo especializado en dolor orofacial puede ofrecer un alto porcentaje de mejoría clínica a los pacientes con TTM, que oscilará entre un 90% en lo referente al dolor y la limitación funcional y un 70% en lo referente a los desarreglos internos de la ATM. 

No hay que olvidar que el especialista en dolor orofacial también puede ser de gran ayuda en el diagnóstico y tratamiento de dolores neurovasculares (ciertos tipos de cefaleas como la migraña) o dolores neuropáticos, entre los que cabe destacar el Síndrome de Boca Ardiente o la Odontalgia Atípica, caracterizada por un dolor persistente y urente que se manifiesta después de una intervención odontológica sobre un diente, guardando ciertas similitudes en el síndrome del miembro fantasma.

Nuestros especialistas

Dr. José Manuel Torres Hortelano

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat